Un índice es una guía que le permite encontrar información en documentos y colecciones de documentos, ya sean impresos o electrónicos, haciendo coincidir un término o expresión con el lugar donde se discute el tema.

En los textos impresos, el último suele ser el número de página o sección, pero en los documentos electrónicos puede ser una referencia.

Los dos tipos más importantes son: General, capítulos o tabla de contenido, que en los libros generalmente comienza por el principio, enumera los títulos de una parte de una obra en el orden en que aparecen. Además, puede haber indicadores a figuras y tablas, también en el orden en que aparecen.

 

¿Cómo hacer un índice de contenido?

Un índice de contenido, comúnmente conocida como tabla de contenido o de materias, es una organización de secciones o capítulos de material bibliográfico. Para componer una buena estructura de contenido, se debe considerar:

– Las secciones o capítulos deben organizarse en el mismo orden en que aparecerán en el libro.

– El título del capítulo debe aparecer en el índice, seguido inmediatamente después del número de página con el que comienza el capítulo.

– Índice onomástico. Para crear un índice de nombres, necesita: Organice los nombres de los autores en orden alfabético. primero escriba el apellido del autor, luego una coma (,) y luego el nombre.

 

índice

 

Índice en Word

En el caso de usar Word. Para realizar un índice en Word, debe estar ya listo para que quede claro el orden de los capítulos o secciones. Si aún no está terminado, el índice se puede editar.

Los títulos de rango. Si todos los títulos tienen la misma jerarquía, deben estar en formato Título1. Por otro lado, si los capítulos están compuestos por títulos y subtítulos, estos últimos deben estar en el Título 2.

Para seleccionar el tipo de índice, en la parte del documento donde se ubicará el puntero, y cuando esté allí, se debe seleccionar la opción Vínculos. Aquí puede elegir el tipo de índice que mejor se adapte a sus necesidades de contenido.

Los índices pueden automatizarse, pinchando sobre el mismo y pulsando el botón derecho del cursor. Seleccionaremos actualizar toda la tabla y automáticamente incluirá la información nueva y actualizará las páginas en las que su ubica.

Se trata de una herramienta fundamental para organizar el contenido. Los punteros ayudan a los lectores a encontrar rápidamente lo que les interesa, lo que contribuye a un uso más eficaz de los materiales educativos. Por otro lado, aseguran que el contenido esté en orden y consistencia porque deben estar agrupados por secciones y subsecciones, o por temas mayores y menores. Esto da sentido al trabajo bibliográfico y facilita su comprensión.

Aquí te dejamos un vídeo tutorial de como realizar ésto en Word.