Las conclusiones son una parte fundamental en los trabajos de investigación. Por el contrario, el estudiante piensa que no tienen mucho peso, pero es una de las partes que el Tribunal tiene más en cuenta. Además, su ubicación al final del trabajo, hace de las conclusiones funcionan como cierre, siendo la impresión final del trabajo realizado.

 

¿Cómo redactar un buen apartado de conclusiones?

La conclusión es la parte final de un ensayo, artículo, presentación o disertación. Una buena conclusión, debe de seguir una serie de premisas y su desarrollo debe de estar focalizado a aclarar la idea que se ha discutido a lo largo del trabajo. Por lo que debe de estar relacionado con lo explorado en los apartados anteriores de la investigación.

Por lo general, las conclusiones de los artículos científicos enfatizan los resultados obtenidos en el curso de la investigación e indican en qué nuevas direcciones se pueden enfocar las investigaciones futuras. Cabe señalar no son secciones en las que se expresan sus opiniones. No debemos de confundirlas con resúmenes largos.

Debemos en ella que relacionar la literatura investigada con los resultados, sacando las conclusiones. Recuerda que elaborar una conclusión de una investigación científica es uno de los puntos más importantes.

 

 ¿Cómo llegar a una buena conclusión?

Así como el comienzo de una introducción puede ser un verdadero dolor de cabeza para muchos, también es difícil sacar conclusiones. Por ello, a la hora de redactarlos, hay una serie de aspectos a tener en cuenta.

  1. Revisad lo que se ha hecho. Una buena conclusión resume las principales ideas del trabajo, ya que esta es su parte final. La información presentada en esta sección definitivamente debería resolver cualquier pregunta que el lector pueda tener mientras lee el documento. Tendremos que releer todo el trabajo, eligiendo lo que consideramos importante para estar presente en el último apartado.
  2. Anota los elementos clave. Después de haber releído la obra completa, debemos anotar los puntos clave que están presentes en ella. En la conclusión, debe quedar claro por qué se inició el trabajo, con qué propósito se consideró el tema presentado en el mismo, además de recordar la metodología utilizada. Además, debemos indicar qué es nuevo de lo que hemos hecho, qué problema encontramos en la vida real y qué queríamos resolver, y también indicar qué se puede hacer en el futuro.
  3. Nuevas oportunidades. La ciencia evoluciona y nunca se detiene, por lo que la investigación nunca acabará con el tema en el que profundiza. Por el contrario, es necesario considerar nuevas posibilidades para el futuro. En cualquier investigación, incluso si se ha demostrado una teoría o se ha resuelto el problema original, siempre habrá algo que incitará a plantear nuevas preguntas. Esto conducirá a nuevas investigaciones, nuevas ideas que se explorarán en futuras investigaciones.
  4. Evite la información redundante.

 

conclusiones

 

Otros aspectos a tener en cuenta

  1. No muestre información nueva. Debemos evitar ingresar información relevante sobre el tema en estudio, que no fue abordado en nuestro trabajo.
  2. Agregar demasiada información está altamente contraindicado, dependiendo de los criterios establecidos en la preparación de un proyecto específico, como proyectos de graduación, tesis doctorales o presentaciones en PowerPoint.
  3. Sea sincero. Al recopilar datos, es posible que no confirmen nuestras hipótesis o incluso indiquen exactamente lo contrario de lo que queríamos demostrar. Esto debe indicarse claramente al reflexionar sobre por qué originalmente se pretendía que los datos se comportaran de manera diferente.
  4. Evite inconsistencias y revise la ortografía. Este es un punto obvio, pero nunca está de más recordarlo. Tenemos que cuidar la forma en que presentamos las ideas, porque a veces se pueden formular de tal manera que parece que en un párrafo decimos una cosa, y en el siguiente decimos lo contrario. También es necesario volver a leer el trabajo para asegurarse de que no haya errores ortográficos y gramaticales.