Últimas noticias

El Estanco: historia y significado

El Estanco

El Estanco, a pesar de que hoy en día encontramos una gran variedad de productos dentro de un estanco, hasta hace unas décadas solo se podían encontrar tabaco, sellos y papel timbrado.

 

Pero ¿de dónde viene la palabra estanco?

Un estanco es un monopolio del estado para la producción, distribución, importación y venta de un producto como el tabaco, que, por ejemplo, es el más común.

Además, en otros países, los lugares donde se venden licores o cervezas también se conocen como estancos.

 

El Estanco

 

Un poco de historia de los estancos

El tabaco apareció en España en 1542. El primer lugar al que llegó fue Sevilla, y provenía de las islas de Cuba y Santo Domingo.

Aquí fue donde se establecieron las primeras fábricas dedicadas exclusivamente a la elaboración de tabaco.

En las Cortés en 1636, se emitió un decreto sobre una fábrica de tabaco.

Con ello, comenzó a venderse a precio fijo y con el permiso del Reino.

La palabra “estanco” proviene del verbo “estancar”.

Por tanto, significa “prohibir la distribución gratuita de determinados productos permitiendo su venta exclusiva a determinadas personas u organizaciones”.

Además, solo el Estado tenía el monopolio de los productos de tabaco y solo tenía permiso para marcar los lugares donde se podía vender el tabaco.

De ahí que surjan licencias para poder tener un estanco de acuerdo con unos requisitos, que siguen vigentes en la actualidad y que no siempre son fáciles de conseguir.

 

El estanco más antiguo de España

El estanco más antiguo de España data del siglo XIV.

A pesar de lo que se pueda pensar, no tiene nada que ver con la industria tabacalera.

Se trata de un almacén de sal de Aragón, que regulaba las ventas y no permitía su importación.

Para finalizar, hay que comentar que con las leyes antitabaco, los estancos han reducido sus ventas.

Back to list

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.