Objetivos

Objetivo General de una investigación

objetivo general

El objetivo general de un proyecto o investigación es la misión última que queremos conseguir con nuestro trabajo. Normalmente, los objetivos generales son los que definen su finalidad. Es decir, antes de comenzar nuestro TFM, TFG o Tesis Doctoral debemos plantearnos ¿Qué quiero conseguir o demostrar?

Pero debemos de ser concretos, no podemos formular un objetivo tan general que sea imposible de cumplir. Si lo hacemos eso va a complicar nuestro trabajo porque estamos planteándonos una meta inalcanzable.

En el caso de las investigaciones, suele ser lo mismo que en el título. El propósito general siempre debe estar claramente expresado.

Suelen ser breve, específica y pueden resumirse en una oración, aunque pueden ser tan largas como desee. Al escribir un objetivo, debemos plantearnos las siguientes cuestiones: ¿qué quiero demostrar? ¿o que quiero conseguir?

Recuerda tener claro el tipo de objetivo y la relación directa o si son objetivos específicos.

 

objetivo general

 

Formular el objetivo general

Como ya hemos dicho, nuestro objetivo general debe de ser breve y responder a la pregunta que nos hacemos antes de nuestra investigación.

Por ejemplo, estoy haciendo un trabajo sobre el papel de las bibliotecas en los centros de arte. Nuestro objetivo general es estudiar el papel que la biblioteca tiene en los centros de arte.

Si estamos estudiando el efecto de la terapia en pacientes con esquizofrenia, debemos de concretar qué tipo de intervención, ya que todo no lo podemos abordar. En este punto debemos de volver a reflexionar que tipo de intervención vamos a realizar. Si finalmente nos decidiésemos por el mindfulness, nuestro objetivo general sería…analizar la eficacia de la intervención con mindfulness en pacientes adultos con esquizofrenia.

Como podéis ver en los dos objetivos descritos, ambos están formulados en infinitivo con verbos como estudiar, analizar, profundizar, aclarar, identificar, testear, etc.

Además del verbo en infinitivo debe de contener: el objeto de estudio, las unidades aplicadas y la temporalidad. Un ejemplo sería estudiar la esperanza de vida en la población rural durante el inicio del siglo XX.

Reflexionar previamente sobre el objetivo general de nuestro trabajo es el primer paso, posteriormente debemos de evaluar si estamos siendo objetivos en cuanto a nuestra meta, formularlo primero de forma informal. A partir de ese momento, volver a pensar si somos realistas y reformularlo usando el verbo en infinitivo.

Artículos Relacionados