Tips

¿Cómo hacer un TFG perfecto?

cómo hacer un tfg

 

Cuando desarrollamos los estudios para alcanzar un grado, cursamos y debemos aprobar todos los componentes curriculares, uno de los que más nos ocupa es cómo hacer un TFG.

Es realmente explicable, que el estudiante se preocupe para desarrollar el trabajo final de grado (TFG), final de máster (TFM) o tesis doctoral (TD). Lo que ocurre es que es un proceso complejo, que implica la formación en todas y cada una de las asignaturas llevado a la práctica.

Además, es un proceso de investigación formal. El estudiante que realiza el trabajo final de grado (TFG), se inicia como investigador.

Entonces comienza lo controversial. Una persona, que nunca ha investigado en el mundo académico. Además, tiene que emplear los conocimientos de las asignaturas que nunca ha empleado en lo profesional.

Es por ello que tenemos condiciones extraordinarias. Hay que hacer investigación, elaborar un informe expresado en el TFG y poner en práctica conocimientos profesionales. Son tres cosas que no estamos seguros de ellas, nos evaluarán las competencias relativas a las tres y debemos integrarlas en una sola acción.

En ese sentido, tenemos que buscar fuentes académicas de nivel similar o superior al nuestro. Además, debemos elaborar referencias bibliográficas, citas con normas específicas y buscar en bases de datos nacionales y extranjeras para que nuestra información sea actualizada.

Una vez que tenemos un aprendizaje de lo anterior, hay que actualizarnos en las herramientas tecnológicas. Los avances en el mundo académico son sorprendentes, hay una cantidad de procesos que se realizan automáticamente. Pero, debemos revisar que los resultados de la aplicación de tecnologías, reflejen lo que requerimos.

Un ejemplo, son las herramientas y complementos de los software de Office. Las potencialidades que se incluyen desde EXCEL, Powerpoint y Word en los trabajo final de grado (TFG) son unos aliados sorprendentes.

 

EMPEZAR A ESCRIBIR

 

Iniciarnos como investigadores es un compromiso con nuestra profesión, la Universidad, la Sociedad y con nosotros mismos. Lejos de lo que pudiera presumirse que el trabajo final de grado (TFG) es un simple requisito, ese producto será un referente de consulta.

En ese sentido, hay que alcanzar un nivel mínimo de Fortaleza para que nuestra investigación sea tal. La investigación sea de tipo cualitativo o cuantitativo tiene algunos elementos que la organizan.

Para adecuarnos a ese enfoque antes de empezar a escribir, se recomienda elaborar un esquema de abordaje del tema que trataremos. Debemos asumir que requerimos una estructura que direccione nuestras acciones.

Los elementos a considerar en ese esquema son: Los vinculados al estudio teórico del tema, el enfoque teórico que le daremos y cómo lo abordaremos.

Esto es que consideramos solo nuestra idea de investigación como la guía a seguir, es un error. Hay que revisar otras investigaciones vinculadas a la nuestra, leer teorías vigentes y adecuadas y asumir una forma de abordaje o metodología.

Esta primera revisión nos llevará a la primera propuesta de tipo y diseño de investigación, que debemos empezar a escribir para presentarla al tutor/a.

Cuando estemos enfocados en lo que investigaremos, la teoría en que nos sustentaremos y la metodología para el acceso de datos, empezaremos a escribir.

Los apartados, subapartados, capítulos y la profundidad que le imprimimos a cada uno, dependerá del tipo y diseño de investigación.

 

ALGUNOS EJEMPLOS PARTICULARES DE CÓMO HACER UN TFG

 

A continuación presentamos generalidades de algunos diseños de investigación comunes en trabajo final de grado (TFG), final de máster (TFM) o tesis doctoral (TD).

Centrándonos en el TFG. Si la investigación es una revisión bibliográfica, el centro de lo que escribiremos estará reflejado en las referencias bibliográficas, pues estaremos investigando producciones académicas publicadas.

Para ello necesitamos desarrollar una búsqueda de información en diferentes bases de datos con buscadores académicos específicos de cada área de conocimiento.

Si desarrollamos una investigación cuantitativa, el centro está en el soporte de teorías consolidadas y el uso de instrumentos válidos y confiables. Hay que construir un tratamiento de datos cuantitativos y en la mayoría de los trabajos final de grado (TFG) comprobar hipótesis de investigación.

Lo que se persigue es una sustancial generalización de los resultados y en ello hay que enfocar lo que escribimos.

Por otra parte, si la investigación está en el enfoque cualitativo, debemos centrarnos en la descripción de los hechos. Por tanto nuestra práctica de como hacer un TFG requiere  de mayor dedicación en el proceso de redacción con mayor autonomía.

Para empezar a escribir un TFG de este tipo, hay que involucrarse con lo que se investiga y en su propio escenario. Hay que tomar notas y luego escribir un discurso desde ellas. También pudiéramos encontrarnos con la realización de entrevistas semiestructuradas o no estructuradas. En ese caso, hay que explicar el fenómeno estudiado desde la visión y significados que le otorga la persona entrevistada.

Solo con observar los tres casos anteriores, podemos asumir que hay una variación sustancial para hacer un TFG.

Por ello, es conveniente que al concretar cómo hacer un TFG debemos potenciar nuestra formación profesional. Crear nuestro estilo de redacción científica con apropiación de lo que estamos investigando y la forma como asumimos el tema.