Tips

Fuentes Primarias y Secundarias

fuentes primarias y secundarias

Dentro de los elementos que le brindan soporte a la investigación, está la construcción de un marco teórico referencial y en él, las fuentes primarias y secundarias de información.

Al realizar un trabajo final de grado (TFG), final de máster (TFM) o tesis doctoral (TD), debemos ubicar nuestro tema dentro de un marco teórico. Ello abarca teorías sostenidas dentro de enfoques epistémicos y se visualizan en libros y fuentes primarias.

Esas teorías, son más que puntos de vista de los autores, son fuentes de teorización de lo que trata cada una de ellas. Así, podemos estar investigando sobre algún tema que esté caracterizado de forma diferente de acuerdo al teórico que citemos.

Esto puede ser visto en los temas que los académicos investigan o realizan publicaciones, libros, trabajos de investigación y en artículos de revistas especializadas.

En cada producción académica resalta ese componente teórico, que es indispensables para brindar soporte de la orientación de la misma. Esto, requiere de ciertos niveles de compromiso en la búsqueda de información y que no siempre hay un criterio único de su incorporación.

Básicamente, las fuentes primarias poseen contenido nuevo y original, siendo el resultado del trabajo cognitivo. Y, por otro lado, las fuentes secundarias provienen de información organizada o extraída de documentos primarios.

Un ejemplo de una fuente primaria sería un libro o revista científica, mientras que una fuente secundaria podría ser una enciclopedia.

 

¿CUÁLES DEBEN SER MIS FUENTES PRIMARIAS Y SECUNDARIAS DE INFORMACIÓN?

 

Cuando nos formulamos esta pregunta, indudablemente está implícita la duda de como identificar si una fuente es primaria o secundaria. Pues la forma de saberlo no es a primera vista, hay que indagar sobre el escrito y al autor (es) a los que estamos refiriéndonos.

Una fuente de información primaria es aquella que tiene información original o nueva. Es decir, original será aquella información con soporte teórico que se presenta por primera vez o en diferentes escenarios de divulgación.

Las gacetas, boletines, informes técnicos, manuales y resoluciones de divulgación oficial gubernamental o de instituciones públicas, son fuentes primarias de información.  También pertenecen a este grupo los libros, revistas científicas y producciones del autor.

Para diferenciar las fuentes primarias y secundarias, hay que prestar atención a lecturas completas. La fuente secundaria es el resultado de procesos de análisis, reflexiones, interpretaciones y traducciones de fuentes primarias a los que haga referencia.

Algunos casos específicos son dictámenes basados en aplicaciones de la Ley, enciclopedias, investigaciones secundarias, por ejemplo, la revisión bibliográfica, o sistemáticas.

También, son fuentes secundarias de información, los estudios que hacen referencia de fuentes primarias, publicaciones en revistas, artículos y otros caracterizado por esto.

 

LAS FUENTES PRIMARIAS Y SECUNDARIAS DE INFORMACIÓN

 

Una situación que hay que considerar, es que las fuentes de información para elaborar trabajo final de grado (TFG),y final de máster (TFM) mayormente son fuentes secundarias de información.

En la tesis doctoral (TD), hay mayor interés por fuentes primarias de información.

Lo que contrasta con la investigación formal, es el hecho de estar en presencia de la mejor fuente de información. Esto es que la información que hacemos referencia en el TFG y TFM debe estar sustentada y ser confiable.

Otro aspecto de consideración puntual, es que la fuente a la que mayormente se refiere en los TFG y TFM son de nivel secundario.

Un caso es la consulta a índices y registros de textos, artículos, repositorios en idiomas originales y posibles traducciones. Porque a partir de ellas tenemos acceso a fuentes primarias, que se encuentran resumidas y mejoramos nuestras condiciones de acceso.

Existe otro nivel a los que se hace referencia. Una clasificación es hablar de fuentes primarias, secundarias y terciarias. Estas últimas son las que se centran en fuentes secundarias de información.

Lo más importante, es que la fuente de información tenga características sólidas y demostrables de su calidad, vigencia y conexión con nuestro discurso científico.