Trucos y consejos

Domótica: Tecnología en la casa

domótica

La domótica se refiere a sistemas capaces de automatizar cualquier tipo de vivienda o edificio, proporcionando servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación. Estas pueden integrarse a través de redes de comunicación internas y externas, cableadas o inalámbricas, y controladas por una determinada ubicuidad en su interior y en el exterior. Por eso, puede definirse como la integración de la tecnología en un diseño de espacio cerrado inteligente.

 

¿Qué es la domótica?

Un sistema domótico es capaz de recopilar información de sensores o entradas, procesarla y dar órdenes a actuadores o salidas. El sistema puede tener acceso a redes de comunicación o información externas.

La domótica nos permite dar respuesta a las demandas de estos cambios sociales y nuevas tendencias en nuestros estilos de vida, haciéndonos más fácil diseñar hogares y hogares más humanos, personales, versátiles y flexibles.

 

El sector de la domótica

El sector de la domótica ha cambiado significativamente en los últimos años y ahora ofrece una oferta más completa. En la actualidad, la automatización del hogar inteligente ofrece soluciones diseñadas para todo tipo de hogares, incluidos los edificios residenciales cerrados por el gobierno.

Además, ofrece más funciones por menos dinero, una mayor variedad de productos que, gracias al desarrollo tecnológico, son más fáciles de usar e instalar.

En definitiva, la oferta se ha vuelto cada vez mejor y de mejor calidad, y su uso se ha vuelto más intuitivo y manejable por cualquier usuario. Al mismo tiempo, los instaladores de domótica han mejorado su formación y han mejorado los modelos de implementación y el consumo energético, lo que repercute en un un ahorro energético.

Asimismo, el servicio posventa garantiza que todos los sistemas se mantengan sin problemas. Por todo esto, la domótica actual contribuye a una mejor calidad de vida, hace que la distribución del hogar sea más versátil, altera las condiciones ambientales creando diferentes escenarios predefinidos. Y hace que el hogar sea más funcional, permitiendo que los aspectos domésticos, profesionales y sociales del tiempo de ocio se desarrollen bajo un techo.

 

Domótica

 

Mando y control

La red de control del sistema de control domótico está integrada con la red eléctrica y coordinada con el resto de redes con las que está conectado. Estas son la telefonía, televisión y tecnologías de la información, respetando las normas de instalación que se aplican a cada una de ellas.

En una instalación de vivienda o edificio conviven diferentes redes. La instalación eléctrica interna y la red de control del sistema domótico se rigen por el Reglamento Eléctrico de Baja Tensión (REBT).

En concreto, la red de control de un sistema domótico está regulada por la instrucción ITC-BT-51 «Instalación de sistemas de automatización, técnica de gestión energética y seguridad para viviendas y edificios».

 

Ventajas de la domótica

Promueve el ahorro de energía. Así, administra inteligentemente la iluminación, el aire acondicionado, el agua caliente, el riego, los electrodomésticos y más. De esta forma, haciendo un uso más eficiente de los recursos naturales, utilizando las tarifas por hora más bajas y reduciendo así su factura energética. Además, al rastrear el consumo, puede obtener la información que necesita para cambiar hábitos y aumentar su economía y eficiencia.

Promoción de la accesibilidad. De esta forma, se facilita el manejo de los artículos del hogar a las personas con discapacidad según sus necesidades, y también ofrece servicios de telemecánica para quienes lo necesiten a los dispositivos conectados.

Garantizar la seguridad mediante el seguimiento automático de personas, animales y bienes, así como de incidentes y accidentes. Mediante controles de intrusión, cierre automático de todas las aberturas, modelado dinámico de presencia, fachadas dinámicas, cámaras de vigilancia, alarmas personales y alarmas técnicas que detectan incendios, fugas de gas, inundaciones, cortes de energía, etc. Finalmente, el objetivo es conseguir una gestión eficiente del hogar.

 

Vivienda y comunicaciones

Transformando tu hogar en un hogar más cómodo mediante la administración de dispositivos y las actividades del hogar. La domótica permite abrir, cerrar, apagar, encender, regular. Así, los objetos conectados tales como el aire acondicionado, ventilación, iluminación natural y artificial, persianas, toldos, puertas, ventanas, cortinas, riegos, suministro de agua, gas, electricidad…).

Todo esto facilitando la comunicación mediante control remoto y monitorización de la vivienda a través de su teléfono, PC. Esto le permite recibir notificaciones sobre anomalías e información sobre el funcionamiento de equipos y estructuras.

Una instalación domótica le permite transmitir voz y datos. Así quedan incluidos textos, imágenes, sonidos (multimedia) a través de redes de área local (LAN) y compartir el acceso a Internet. Igualmente, los recursos y el intercambio entre todos los dispositivos, acceso a nuevos servicios de telefonía IP, televisión digital. Igualmente la televisión por cable, diagnóstico remoto, videoconferencia, teleasistencia.

 

La accesibilidad de la domótica hoy en día

Este mecanismo incluye aplicaciones o instalaciones de control remoto del entorno que promueven la autonomía personal de las personas con discapacidad funcional o física. El concepto de diseño para todos es un movimiento encaminado a crear la sensibilidad necesaria para la sociedad.

De forma que a la hora de desarrollar un producto o servicio se tengan en cuenta las necesidades de todos los usuarios potenciales. Incluidas las personas con diferentes capacidades o discapacidades, es decir, dar preferencia. al diseño accesible. por la diversidad humana.

La domótica utilizada para garantizar la accesibilidad es un desafío ético y creativo. Pero sobre todo, es la aplicación de la tecnología en el ámbito que más se necesita para eliminar las limitaciones funcionales de las personas, incluidas las personas con discapacidad o las personas mayores.

El objetivo no es que las personas con discapacidad accedan a estas tecnologías, porque la tecnología en sí no es un fin, sino un medio. El propósito de estas tecnologías es promover la autonomía personal.

Los destinatarios de estas tecnologías son todas las personas, independientemente de su estado de enfermedad, discapacidad o envejecimiento.

Artículos Relacionados