Metodología

Encuestas para TFG: Dale profesionalidad

encuestas para tfg

Las encuestas para TFG pueden ser muy útiles para completar el trabajo final. De hecho, ellas pueden ayudarnos a recopilar datos relacionados con los temas que investigamos de una manera mucho más ordenada. También son muy prácticas a la hora de obtener información sobre la opinión pública, en las redes sociales por ejemplo, o sobre un tema relacionado con nuestra investigación y sus tipos de preguntas.

Por lo expuesto anteriormente, te invitamos a que leas esta entrada y descubras las numerosas posibilidades que ofrecen las encuestas, ya sean abiertas o cerradas.

 

Encuestas para TFG: ¿Qué son?

Una encuesta consiste en una serie de preguntas que se hacen a un gran número de personas para recopilar datos sobre un tema u obtener su opinión sobre él. Es una herramienta de investigación que contiene múltiples preguntas con posibles respuestas. También puede ocurrir que se presenten preguntas abiertas para que la persona encuestada responda con sus propias palabras.

Las encuestas para TFG que se realizan como parte de un proyecto de tesis responden a un tipo de metodología que se emplea para obtener opiniones e información sobre un tema en particular. Ellas utilizan un sistema cuantitativo que recopila datos de una población seleccionada, llamada muestra, con el objetivo de obtener un enfoque de la dirección de la investigación.

Una encuesta se diferencia de un cuestionario porque la primera corresponde a la herramienta de investigación y la segunda a la herramienta que compone las distintas preguntas de la encuesta. En otras palabras, durante la encuesta, se pide a los participantes que completen un cuestionario. Se puede completar en línea, en papel, a través de las redes sociales, por correo electrónico, por teléfono, por correspondencia.

 




encuestas para tfg

 

Los tipos




Hay dos tipos de encuestas que es posible realizar para definir un estudio específico. Las encuestas abiertas son aquellas que formulan los participantes y a las que se les da respuesta. Este método no es muy común porque puede dar resultados inexactos al interpretar los datos finales.

Por otro lado, los cuestionarios cerrados están diseñados para dar un sí, un no, un no lo sé, marcándolo con una X. Este tipo se usa con mayor frecuencia para obtener resultados más rápidos y precisos cuando se aplica como método de investigación.

 

¿Cómo debe ser el cuestionario?




Esto debe ser coherente. Además, es necesario tener en cuenta una serie de cuestiones que afectarán la calidad y el éxito de la encuesta, así como su credibilidad. Por ello, tenemos que estar atentos a la hora de su elaboración y fijarnos en los siguientes puntos:




  • Las preguntas deben ser claras y concisas.
  • Deben evitarse interrogantes que nos conduzcan a ciertas respuestas esperadas.
  • Las preguntas deben estar relacionadas con el tema de investigación.
  • Las preguntas tienen que organizarse en un orden lógico. Esto es necesario para evitar sesgos y la influencia de la pregunta posterior sobre la nueva pregunta formulada.
  • Es necesario emplear un vocabulario sencillo para que la gran mayoría de las personas sean capaces de entenderlo.
  • Las respuestas no deben dar lugar a interpretaciones.
Back to list

Artículos Relacionados