Objetivos

Hipótesis: El método científico real

hipótesis

En cualquier trabajo de investigación la hipótesis es el elemento esencial. Sin ella, es imposible que exista un TFG, TFM o una tesis doctoral. Sin embargo, no muchas veces tenemos un concepto claro de ella o de cómo elaborarla. Es así que en el presente artículo queremos facilitarte algunas informaciones con las que seguramente ya no dudarás más.

 

¿Qué es una hipótesis?

La palabra hipótesis como tal proviene del latín hypothsis. Este término, a su vez, tiene su origen en el griego ὑπόθεσις (hipótesis), que combina las raíces ὑπο- (hýpo-), cuyo significado “abajo”, y θέσις (tesis), es decir “conclusión” u “oración”.

Una hipótesis es una suposición sobre lo que puede ser posible o no. En este sentido, es una idea o un supuesto a partir del cual nos preguntamos por qué surgió un fenómeno, un hecho o un proceso. Ella nos permite iniciar un proceso de pensamiento a través del cual se obtendrá acceso a ciertos conocimientos.

De esta manera, la hipótesis es una herramienta fundamental del pensamiento científico y filosófico. Ella sirve de base a los modelos y supuestos teóricos, se trata de una piedra angular que posibilita encontrar y construir respuestas.

Sin embargo, la hipótesis no se limita solo al entorno académico o escolar, sino que también forma parte del lenguaje cotidiano para expresar suposiciones.

Más allá de si la misma ha sido elaborada en un entorno académico o no, lo importante es que se trata de una conjetura que requiere una contrastación con la experiencia. Por ello, una vez hemos logrado elaborarla el proceso de investigación no concluye, debemos saber si es cierta o no a través de la investigación científica.

 

¿Cómo elaborar nuestra suposición?




Para plantear una hipótesis es una proposición a llevar a cabo en una serie de pasos. En primer lugar, debemos recopilar la información necesaria desde tu punto de vista. Es decir, hay que recuperar toda aquella teoría en la cual tendrá asidero nuestra idea. A la hora de afirmar un enunciado es importante contar con investigaciones previas que fundamenten nuestra postura a través del marco teórico.

En segundo lugar, tendremos que comparar los distintos datos que hemos obtenido. No todos los investigadores llegarán a una misma conclusión, por lo que es importante contrastarlos para ver las diferencias y, también, los puntos en común. Al mismo tiempo que realizamos la comparación, intentamos dar distintas posibles explicaciones al fenómeno que estamos analizando. Teniendo en cuenta nuestra postura y la idea que deseamos probar, elegiremos la respuesta más probable.

El último paso será formular una hipótesis científica en base al análisis realizado.  Luego, vendrá el momento de la experimentación, a través del cual será posible someter a prueba nuestra suposición. Si este paso falla la hipótesis es falsa y deberemos reformularla o comenzar de nuevo. No te desanimes, aunque la conjetura no sea la correcta, ya habrás allanado una parte del camino.

 

hipótesis




 

¿De qué sirve una hipótesis?




Las hipótesis son el vínculo entre la teoría y la observación. Su importancia radica en que orientan la investigación proponiendo pasos y procedimientos a seguir en la búsqueda del conocimiento.

Cuando una hipótesis de investigación está bien desarrollada y existe una relación clara entre dos o más variables, es probable que el investigador pueda:

  • Desarrollar una meta o conjunto de objetivos que desee lograr en su investigación.
  • Seleccionar el tipo de estudio que sea factible en función del problema en cuestión.
  • Seleccionar el método, las herramientas y los métodos de investigación de acuerdo con el problema que se está resolviendo.

 

Características de las hipótesis

Las hipótesis deben relacionarse con una situación real o posible y no con una situación que no pueda surgir en un determinado estado de cosas. Deben ser claras, lo más específicas posible y estar bien definidas.

La relación entre las variables sugeridas por la hipótesis debe plausible. Las condiciones de la misma y la relación entre ellas tienen que poder observarse y/o medirse. Además, es necesario que ellas estén vinculadas a los métodos disponibles para probarlas.

Asimismo, cada tipo de hipótesis tiene sus propias características adicionales. Las hipótesis descriptivas de un valor intentan predecir un dato en una o más variables de las que se van a observar o medir. Las hipótesis de correlación definen la relación entre dos o más variables y su orden no es importante.

Pueden alcanzar niveles predictivos y parcialmente explicativos. Luego, las hipótesis de diferencia de grupos tienen como finalidad comparar grupos. Finalmente, las causales ofrecen un sentido de comprensión de la relación.

Los términos hipótesis nula y alternativa se utilizan en el análisis estadístico cuando desea comparar parámetros entre poblaciones. En este caso, la hipótesis nula se refiere al hecho de que no existe diferencia entre poblaciones con respecto al parámetro que se evalúa, y las hipótesis alternas establecen que existe diferencia.

 

Los tipos

Algunos tipos son los siguientes

  • Según su alcance:
    • Singulares: se refieren a un hecho singular.
    • Generales: hechos que se repiten sistemáticamente

 

  • Por su origen:
    • Inductivas: se basa en cierta regularidad del orden de la naturaleza.
    • Deductivas: deducciones de otras hipótesis.

 




  • Por analogía: surgen por el trasvase de unas disciplinas a otras.
  • Ad Hoc: para justificar fallos de otras.
Back to list

Artículos Relacionados