Bibliografía

Fuentes de información y su importancia

fuentes de información

En la vida cotidiana, las fuentes de información las podemos encontrar en cualquier parte, incluso aparecer de forma imprevista o accidental. Porque su esencia es que representa a todo aquello donde emergen elementos para alimentar el conocimiento.

Pero, en el mundo académico y en la investigación científica, es necesario que esos conocimientos tengan un soporte científico de alguna manera.

Por ello, consideramos importante presentaros un aporte que ayude a profundizar en aquellos documentos que contienen datos √ļtiles o necesarios para ser considerados en el trabajo final de grado (TFG), final de m√°ster (TFM) o tesis doctoral (TD).

 

fuentes de información

 

 

Tipos de fuentes primarias y secundarias

 

Hay diferentes formas de clasificar las fuentes de informaci√≥n. En este art√≠culo os se√Īalamos las que mayormente se identifican al momento de realizar un trabajo de investigaci√≥n.

También las que se emplean para elaborar artículos para ser considerados dentro del arbitraje de revistas científicas.

La información académica y científica se encuentra en condiciones de fuentes primarias, fuentes secundarias o fuentes terciarias.

Los documentos primarios a los que tenemos acceso como generador de conocimientos, normalmente están dedicados a temas concretos. Su autoría es original y en su mayoría se registran como aportes teóricos. Se suelen ubicar en libros, documentos oficiales, divulgación de innovaciones, nuevas tendencias o en fin, aquellas que constituye una fuente originaria de información.

Las fuentes de información secundarias se encuentran mayormente en la representación de fuentes primarias. Es decir, que son aquellas que a partir de fuentes primarias de conocimiento, construyen un enfoque propio con adaptaciones o aplicaciones de aquellos conocimientos.

Por ejemplo, en las revistas científicas se publica gran cantidad de artículos que asumen un marco teórico de alguna serie de temas. A partir de ello, construyen un discurso propio.

Entonces, si procedemos a seleccionar las fuentes a partir de esos artículos, estaremos trabajando con fuentes secundarias de información.

La fuente terciaria tiene poco peso en el mundo científico, porque son aquellas que se originan de analizar y representar mayormente las fuentes secundarias. Un ejemplo de ello son los metaanálisis.

 

¬ŅQu√© buscar en las fuentes de informaci√≥n?

 

Uno de los elementos que preocupa a los investigadores en formación o inexpertos, es la respuesta a esta pregunta.  Lo que ocurre es que nos podemos encontrar con un libro, revista o artículo, pero nos falta identificar si ello constituye una fuente válida y confiable.

Para abordar lo anterior, hay que identificar primeramente los listados bibliogr√°ficos o bases de datos de procedencia de la fuente de informaci√≥n. Posteriormente atender a los temas concretos de nuestra investigaci√≥n para vincularlos y concretar si es un tipo de documento que contiene datos √ļtiles y relevantes.

Recuerda que hay veces que se denominan fuentes en instituciones p√ļblicas y se refiere a documentos validados institucionalmente, no cient√≠ficamente. El investigador es quien se encarga de la localizaci√≥n e identificaci√≥n de diversos tipos de documentos que contienen datos √ļtiles y le servir√°n en la toma de decisiones.

Artículos Relacionados