Tesis Doctorales

Índice h de un autor: auméntalo con nosotros

Índice h de un autor

Índice h de un autor es un sistema propuesto por Jorge Hirsch de la Universidad de California para medir la calidad profesional.

Por tanto, es un indicador para evaluar la producción científica de un investigador. Esto le permite equilibrar el número de publicaciones y citas que recibe.

Además este indicador también se aplica a países y revistas.

 

¿Cómo se calcula el índice h de un autor?

Para calcularlo, se ordenan las publicaciones (en orden descendente) por el número de citas recibidas.

También se enumeran para determinar el punto en el que el número secuencial corresponde al número de citas recibidas por la publicación.

En consecuencia, este número constituye el índice h.

En otras palabras, si el factor h es n, entonces n publicaciones han sido citadas más de n veces.

 

¿Cómo encontrar el índice h de un autor?




Para encontrarlo, basta ordenar los artículos del autor o grupo por el número de citas de mayor a menor.

En segundo lugar, recorrer la lista hasta encontrar la última publicación cuyo número de correlación sea menor o igual al número de citas: este número corresponde al coeficiente h.

Así, el índice h representa un equilibrio entre el número de publicaciones y sus citas.

Funcionalidad del Índice h




El índice fue diseñado para medir efectivamente la calidad de un investigador, a diferencia de los sistemas de medición más simples que cuentan citas o publicaciones.

Cabe añadir que distinguen entre aquellos investigadores que tienen mucha influencia en el mundo científico y aquellos que simplemente publican mucho trabajo.

Por lo tanto, el índice funciona efectivamente solo entre científicos del mismo campo, ya que los mecanismos generalmente aceptados para citar trabajos son diferentes para cada uno de ellos.

Finalmente, cabe mencionar que hay programas en línea para calcular el índice de Hirsch de un científico.

 

Índice h de un autor

 

Cómo calcularlo

Los puntajes  también se pueden calcular manualmente a partir de bases de datos disponibles en Internet, como Google Scholar.

Por lo tanto es una alternativa al factor de impacto tradicional de las revistas que no están fácilmente disponibles.

En consecuencia, Hirsch demostró que h tiene importantes habilidades predictivas para los premios que un científico podría recibir o ya ha recibido, como el Premio Nobel.

Por ejemplo en física, un científico considerado productivo tiene h al menos igual al número de años que lleva trabajando.

Mientras que en ciencias biomédicas estos valores suelen ser superiores.

Ventajas del Índice h

La principal desventaja de las medidas bibliométricas más antiguas, como el número total de artículos o las citas, es que las primeras no miden la calidad de las publicaciones científicas.

Por el contrario, las segundas afectan de manera desproporcionada a los grupos con pocas publicaciones pero con muchas citas.

Además, el Índice de Hirsch está diseñado para medir simultáneamente la calidad y cantidad de productos científicos.




También, el índice de Hirsch también se puede calcular en función del tiempo de dos maneras diferentes.

Al principio, Hirsch sugirió que h depende linealmente del número de años que lleva investigando. En este caso, se podrían comparar científicos de diferentes edades.

Para concluir, diremos que otra posibilidad es calcular h a partir de artículos publicados durante un período determinado, por ejemplo, durante los últimos 10 años.

Así es como se mide el rendimiento actual.

 

Aplicación del Índice h en diversos campos

Particularmente en el campo de las ciencias de la salud, uno de los objetos que se valora es la capacidad investigadora del profesional.

Además, dentro de ésta y como consecuencia directa de ésta, su producto final es la publicación científica.

También, las calificaciones de autoría tienen sentido en un sistema competitivo en el que la puntuación más alta afecta la carrera de un investigador o el acceso a la financiación.

Por lo tanto, la creación de sistemas de evaluación de las actividades científicas es en la actualidad una necesidad inevitable.

Además, debemos tener en cuenta que es la única forma de optimizar los recursos, siempre limitados, que se destinan a la investigación.

 

Evaluación de las investigaciones

El dogma central de la evaluación es que ningún parámetro puede ser igual a “revisión por pares, pero es de difícil evaluación que conlleva notorias dificultades.

Debido a ello, los indicadores bibliométricos son una herramienta valiosa para el estudio de las actividades científicas.

Pero siempre que se utilicen adecuadamente, para lo cual es necesario conocer sus condiciones óptimas de uso y sus limitaciones.

Además, la ciencia es una actividad polifacética en la que intervienen elementos científicos, económicos y sociales.

Esta realidad multidimensional complica mucho los procesos de evaluación de la actividad científica, que requiere el uso combinado de varios indicadores.

Como bien advierten Imperial y Rodríguez-Navarro, la ciencia lleva mucho tiempo buscando un número áureo, un método cuantitativo, un indicador único y sencillo válido para todas las ramas.

Además de incluir todas las disciplinas que puedan ser de valor.

Sin embargo, al menos por ahora, ninguno de los indicadores bibliométricos puede considerarse determinante por sí mismo.

Ya que cada uno representa sólo una faceta de la realidad -siempre de forma imperfecta- por lo que sólo son realmente útiles cuando se utilizan. consideremos juntos.

 

Papel de los indicadores bibliométricos

El papel principal de los indicadores bibliométricos no es reemplazar a los expertos, sino facilitar sus decisiones y garantizar la objetividad y transparencia en los procesos de evaluación.

Por este motivo, a pesar de las objeciones que pueden y deben plantearse contra los indicadores bibliométricos, actualmente son una herramienta útil y objetiva.

Además cuentan con capacidad para promover una mejor comprensión y evaluación de las actividades de investigación.

Sin embargo, el mero hecho de contar las publicaciones de cada investigador no es un indicador fiable.

Por otro lado, la posibilidad de que otros autores lo citen significa un cierto reconocimiento o confianza que la comunidad científica deposita en el trabajo.




La cantidad de citas y el balance entre el número de publicaciones y las citas.

Back to list

Artículos Relacionados