Trucos y consejos

Informe: aprende cómo se hace

informe

Muchas veces hemos escuchado el concepto “informe”, no solo en nuestra vida académica, sino también, por ejemplo, en las series o películas. Sin embargo, ¿estamos seguros de saber qué es? ¿Y de cómo hacer?

Ante la duda, es mejor informarnos para no cometer algún error en su elaboración, por si en un futuro llegaran a pedirnos, por ejemplo, uno previo sobre nuestro TFG. Es así que, en el siguiente artículo, exploramos las características de este tipo de documentos.

 

¿Qué es un informe?

En primer lugar, es un documento escrito en prosa informativa con el propósito de comunicar datos sobre un tema o información de alto nivel en una organización. Además, proporciona los detalles necesarios para comprender completamente un caso: explica los métodos utilizados y sugiere o recomienda la mejor solución para el evento en cuestión.

Un informe presenta la información de manera ordenada. Esta se ha obtenido previamente mediante la observación y el análisis para, luego, reportarlo sucedido o los resultados de una investigación. El documento escrito se caracteriza por lenguaje formal y objetividad.

La principal función de un informa es conocer los hechos que ya han sucedido y anticipar lo que aún no para evitarlo o crear un plan de acción.







El informe




 

Las partes del informe

En primer lugar, se encuentra la introducción, la cual consiste en unos breves párrafos que expone el tema a tratar. En ella, además, se presentan los objetivos.

Luego, le sigue el cuerpo del documento. Este detalla la información básica, en muchos casos con subtítulos y paratextos que acompañan al texto para facilitar su comprensión. Además, en el cuerpo se presentan los pasos que guiaron la investigación, se presentan los argumentos, los antecedentes y la metodología utilizada.

La tercera parte es la conclusión. Ella expone los resultados más importantes que sean obtenido. También puede plantear mejoras para el futuro o cuáles han sido las limitaciones que se han tenido a lo largo de la investigación con el objetivo de superarlas en las próximas oportunidades.

Por último, es necesario colocar una bibliografía. En ella, se dan los detalles de quién proporcionó los datos y cómo. Se incluye al final. En el caso de documentos orales, la bibliografía puede estar en manos del informante, quien se referirá a ella cuando necesite confirmar la validez de las afirmaciones.




En conclusión recuerda también que todo depende del punto de vista con el que se mire y de convencer al destinatario.

Back to list

Artículos Relacionados