Metodología

Metodología Cuantitativa y Cualitativa Perfectas

metodología cuantitativa y cualitativa

La metodología cuantitativa y cualitativa son dos metodologías de investigación que se han utilizado tradicionalmente en las ciencias empíricas. Se centra en aspectos observables que se pueden medir y utiliza estadísticas para analizar datos de forma que los resultados y junto un objeto de estudio que sea adecuado, nos permita llegar a unas conclusiones . Es lo opuesto a la metodología cualitativa o interpretativa de las ciencias sociales.

Esta metodología es característica de la investigación científica positivista. El postulado fundamental del positivismo es que el conocimiento válido sólo puede establecerse por referencia a lo que se ha manifestado a través de la experiencia.

 

Normas para la metodología cuantitativa y cualitativa

La investigación basada en la metodología o análisis cuantitativo presupone un acercamiento, un acercamiento a la realidad y teoría en estudio, así como algunos objetivos de investigación característicos para obtener unos datos cuantitativos:

  1. En primer lugar, el objeto de análisis es una realidad observable y mensurable que se puede percibir con precisión, por ejemplo, el desempeño del estudiante. Todo esto, desde un positivismo lógico objetivo de cualquier ciencia.
  2. Por otro lado, en los estudios de métodos de investigación cuantitativos, la relación entre teoría e hipótesis es muy estrecha, ya que la segunda se sigue de la primera. Partiendo del marco teórico, a través del razonamiento deductivo, se formula una hipótesis, que posteriormente intentan confirmar empíricamente. Estos estudios se basan en entrevistas no estructuradas, con una fuerte carga de investigación social y observación del participante.
  3. Busca establecer una relación causal entre dos fenómenos. Esta relación está relacionada con la relación entre los conceptos que sugiere la hipótesis. La confirmación de una hipótesis implica una identificación explícita de las relaciones de causa y efecto ocultas en esta hipótesis.
  4. Todo esto es similar ya sea un estudio cualitativo o cuantitativo. No obstante, el análisis cuantitativo es uno de los tipos de investigación que nos permite conocer la realidad objetiva.

 

Análisis e investigación en la metodología cuantitativa y cualitativa




De manera similar, en los métodos cuantitativos y cualitativos, las variables son analizadas, procesadas por procedimientos matemáticos y estadísticos. Una variable es una característica que puede tomar diferentes valores. Por ejemplo, peso, edad, inteligencia, rendimiento académico, género, etc.

Es decir, una variable es una cualidad o aspecto por el que se diferencian las personas. A los sujetos se les asignan valores basados ​​en esta variable. Así, el concepto de variable es el opuesto al concepto de constante, que se refiere a características que solo pueden asumir el mismo valor para todos los sujetos. Todo esto es similar en la investigación cualitativa y cuantitativa.

Además, la investigación de este tipo puede predecirse y generalizarse. Trabajamos sobre una muestra representativa del Universo estudiado. Así, se puede predecir que cualquier estudiante que pertenezca al universo estudiado y que tenga pocas estrategias de aprendizaje desarrolladas en su propia lengua también tendrá un desempeño pobre en la lengua meta.

 




metodología cuantitativa y cualitativa

 

La metodología cualitativa




La metodología cualitativa es una de las dos metodologías de investigación utilizadas tradicionalmente en las ciencias empíricas. Es lo opuesto a la metodología cuantitativa. Se centra en aspectos que no se pueden medir.

Este tipo de metodología es característico del enfoque científico fenomenológico. Una metodología cualitativa se caracteriza por:

  1. Sea inductivo; En consecuencia, es un plan de investigación flexible con preguntas formuladas de manera vaga. Incluso es posible incluir resultados no previstos originalmente y que ayuden a comprender mejor el fenómeno en estudio.
  2. Tener una visión holística y global del fenómeno en estudio, sin reducir los sujetos a variables. Es decir, a una metodología cualitativa no le interesa estudiar un fenómeno limitándolo, sino que lo estudia en términos de todos los elementos que lo rodean.
  3. Esforzarse por comprender, no establecer relaciones causales entre fenómenos.
  4. Considere al investigador como una herramienta de medición. El investigador puede participar en la investigación, incluso ser su objeto, ya que la introspección se considera un método científico eficaz.
  5. Realizar una investigación intensiva a pequeña escala. No es interesante estudiar una población representativa del universo estudiado, como sugiere la metodología cuantitativa, pero es necesario analizar en profundidad varios temas. En este sentido, podemos decir que lo que se busca no es una generalización, sino la especificidad de la realidad observada.
  6. No tiende, por regla general, a probar teorías o hipótesis, sino tratar de generarlas. Más bien, es un método para crear teorías e hipótesis que abren nuevas vías de investigación.

 

Información relevante sobre estas metodologías

Sin embargo, la investigación cualitativa también debe ser sistemática y exhaustiva. La crítica más común a la metodología cualitativa es su naturaleza subjetiva, polarizada, impresionista, idiosincrásica y la falta de medidas cuantitativas precisas. Estas críticas siempre se hacen en términos de credibilidad interna (que el resultado de la investigación es en realidad un hecho aprendido) y validez externa (que el resultado de la investigación es aplicable a otras situaciones).

Sin embargo, en la investigación cualitativa, no se requiere generalización. Por el contrario, la investigación cualitativa profundiza en la interpretación de los datos: implica un examen más profundo y detallado de los datos observados y tiene sus propios medios para lograr la validez, como el uso de la triangulación, es decir, comparar datos desde diferentes puntos de vista, lo que también ayuda a profundizar su interpretación.

Los métodos para recopilar datos de investigación de calidad se pueden dividir en tres categorías amplias, basadas respectivamente en la observación directa, entrevistas en profundidad y el uso de documentos.




Back to list

Artículos Relacionados