Metodología

¿Cómo hacer una Unidad Didáctica?

cómo hacer una unidad didáctica

Para saber cómo hacer una unidad didáctica hay que centrarse en su finalidad y las personas a las que está dirigido.

La propuesta de programaciones didácticas es una forma de organizar las actividades docentes y del estudiante. Reconociendo las diferencias particulares entre personas a las que está dirigida la acción de las unidades didácticas, hay formas de generalizar su puesta en marcha.

Pero, las unidades didácticas tienen una estructura bastante estable, que las hacen compatibles entre diferentes instituciones educativas y universidades.

Al elaborar una unidad didáctica tenemos que considerar que su desarrollo puede ocurrir en diferentes escenarios. Hay que contextualizarlo, pero mantener la forma de los elementos de la unidad.

 

Objetivos unidad didáctica

La unidad didáctica es un recurso que potencia el proceso de enseñanza aprendizaje porque es una forma de organizar nuestros objetivos específicos.

Lo que destaca cuando comenzamos a planificar una acción docente es el orden y la jerarquía que le damos a cada aspecto. Para abordar un contenido y consolidar un aprendizaje en nuestros estudiantes, tenemos que enfocarnos en lo que se necesita para alcanzar ciertas competencias básicas.

Es así, como las instituciones logran organizar su labor y engranar las asignaturas con distintos docentes. Es decir, que, a pesar de tener diferentes docentes en un mismo curso y una misma asignatura, la unidad didáctica permite cohesionar todos los elementos.

Eso no quiere decir que, al desarrollar la unidad didáctica, el docente está encerrado y no pueda generar situaciones nuevas como estrategia de enseñanza.

Los planteamientos de las programaciones didácticas persiguen crear una ruta de actuación, con un orden y en función a lograr los objetivos didácticos iniciales. Impulsando los materiales y recursos de la mejor forma de acuerdo a la naturaleza de la asignatura, el docente debe desarrollar la unidad didáctica.

 

cómo hacer una unidad didáctica

 

PARTES DE LAS UNIDADES DIDÁCTICAS.

Portada o página inicial, donde debemos apuntar el nombre o título que le damos a nuestra unidad didáctica. Autores, institución donde se propone desarrollar y que estamos en contacto. El área de conocimiento o asignatura donde está dirigida. Año y lugar de presentación.

En el formato respectivo para presentar la unidad didáctica en una institución educativa, debemos apuntar todos los datos que nos soliciten. Cada apartado es importante y está relacionado con la secuencia de aprendizaje.

Por ejemplo, si elaboramos una unidad didáctica en tiempo de confinamiento y de educación no presencial, hay que diseñar los recursos y necesidades contextualizadas.

 

Ejemplo para Unidad didáctica

En las plantillas que nos asignan para presentar las unidades didácticas, hay codificaciones, fecha de ejecución probable, cantidad de sesiones estimadas.

Luego hay que elaborar una introducción, con una descripción general de los elementos de la unidad didáctica, sus principios filosóficos y éticos que destacan.

Los objetivos didácticos y los objetivos del proyecto curricular, recursos disponibles, criterios de evaluación, instalaciones y espacios deben estar bien puntualizados en el formulario.

Los contenidos deben estar redactados y vinculados a los objetivos, describiendo los temas que abordaremos respecto a las competencias básicas trabajadas. Esto es el espacio para captar la atención del lector y que pueda observar lo que se desarrollará.

En ese particular hay que formular las tareas propuestas, actividades a desarrollar y la metodología a seguir. Sin embargo, los docentes que se propongan desarrollar la unidad didáctica, pueden buscar su propia forma de organizar y buscar los aprendizajes de los alumnos.  Todo debe estar dentro de la perspectiva del proyecto curricular, recursos disponibles y objetivos didácticos.

 

CRITERIOS PARA ELABORAR UNA UNIDAD DIDÁCTICA.

Para elaborar una unidad didáctica, debemos destacarnos por mantener una coherencia interna entre cada apartado. Mantener un discurso de acuerdo al nivel de los destinatarios, construir una profundidad para contenidos en función del aprendizaje, necesidades e intereses de los estudiantes.

Debe haber una relación lógica entre el aprendizaje, las estrategias didácticas y la evaluación. Hay que mantener un equilibrio de lo contenido en la Unidad Didáctica.

Debemos establecer la vinculación de cada actividad y estrategia para alcanzar los objetivos, con las competencias básicas del nivel y del área de conocimiento.

Los contenidos deben demarcar conceptos procedimientos y actitudes en correspondencia con el modelo educativo y la planificación general del ciclo de estudio.

 

Elaborar una Unidad didáctica

Al elaborar una unidad didáctica debemos considerar los diferentes estilos de aprendizajes de los alumnos, así como la atención a la diversidad. También hay que considerar al estudiante como factor humano y que socializa realizando diversas actividades. Requiere tiempo para el ocio, la vida social y familiar; por ello nuestro proyecto debe tener un componente sociocultural y familiar de proyecto educativo.

El docente, para desarrollar la unidad didáctica, debe considerar la evaluación, procedimientos e instrumentos como una propuesta. Pero, debe contextualizarlos y adecuarlos a su perspectiva y la del grupo de estudiantes.

Esto es lo que prevalece en todo proceso educativo, donde deben engranar los objetivos con la evaluación. Así mismo, esta debe responder a lo que se ha hecho en el recorrido educativo.

Así que, cuando nos preguntamos cómo hacer una unidad didáctica, debemos considerar que la misma debe adecuarse a su contexto y sufrirá modificaciones o ajustes.

Por ello, debe ser lo suficientemente fuerte para poder realizar transformaciones sin perder su esencia en los procesos de enseñanza aprendizaje.

 

APORTES PERSONALES

Cuando estamos concretando cómo hacer una unidad didáctica, tenemos que imprimirle nuestro potencial profesional, redactar en una perspectiva innovadora. Hay que hacerlo actualizado pero consistente al modelo o formato a seguir.

La unidad didáctica se estructurará con los objetivos y contenidos que debemos abordar. Donde entra nuestra particularidad es en las actividades y tareas, metodología y estrategias.

La atención a la diversidad, los instrumentos y procedimientos de evaluación debemos adecuarla al contexto. Hay que hacer un recorrido de adaptación a lo que podemos detectar en una primera instancia de observación inicial.

También podemos considerar experiencias anteriores y unidades didácticas de otros autores que las podamos adecuar a nuestra propuesta.

 

Aplicar la UD

Si tomamos una unidad didáctica, nos atrae y queremos implementarla en nuestro grupo de estudiantes, lo que deberíamos hacer es pedirle autorización al autor. En caso de no poder contactarlo, podemos asumirla y hacer la referencia al autor y decir que la aplicaremos ajustada a nuestra propia realidad.

Esas referencias hay que ajustarlas a las normas de estilo que hemos empleado en el resto del informe.

También debemos considerar el diseño visual de la unidad didáctica. La letra debe ser de fácil lectura, las columnas deben estar igualmente diseñadas y los cuadros donde escribimos deben ser iguales entre tablas.

Otro criterio que prevalece en los buenos diseños de unidades didácticas son los éticos. Nuestra propuesta debe ser propia, respetar los derechos de autor y el control de plagio. Si hemos copiado o asumido alguna unidad didáctica de otra persona o institución, podemos hacer la cita y referencia tal como lo hemos indicado anteriormente.

Por otro lado, siempre puedes consultar libros de texto con temas transversales en los que se elabora las unidades con recursos didácticos y secuencia de actividades adaptadas a la legislación educativa vigente en España.

 

DE LAS SESIONES A DESARROLLAR LA UNIDAD DIDÁCTICA

El punto descriptivo en los elementos de la unidad didáctica está en el desarrollo de cada sesión.

La secuencia de aprendizaje se visualiza en el abordaje de cada sesión, donde los aprendizajes de los alumnos se ponen en evidencia. Las sesiones son los encuentros presenciales o virtuales para alcanzar los contenidos programados.

El número de sesiones dependerá de la extensión de lo que hemos programado. Hay que alcanzar los contenidos de forma singular pero adecuada. No nos podemos apresurar en alcanzarlo, pero tampoco llevarlo con lentitud y no lograrlo en las sesiones programadas.

 

Contenidos de la UD

Cada encuentro debe alcanzar el mínimo esperado y para ello se recomienda planificar con una holgura del 10% de las horas y de las sesiones. Podemos extendernos en un 10% de lo programado y si alcanzamos la meta en el estimado, debemos tener estrategias para completar el tiempo disponible.

Es decir, que la ecuación será tiempo disponible – tiempo empleado = tiempo por ejecutar. El docente debe organizar y planificar actividades que pudiera necesitar para el tiempo por ejecutar y alcanzar el tiempo disponible.

Ese es uno de los inconvenientes de las programaciones didácticas, que de acuerdo al grupo de trabajo iremos adaptando las tareas y actividades a desarrollar.

Lo que es necesario para aplicar en una unidad didáctica diferente y con un esquema de trabajo innovador, son estrategias diferenciadas. Los criterios de evaluación se pueden ajustar empleando rúbricas de evaluación que deben estar disponibles para los usuarios.

En fin, para acogernos a formas de programaciones didácticas en la actividad de docencia, podemos asumir las unidades didácticas. Con ellas podemos potenciar conceptos procedimientos y actitudes en los aprendizajes de los alumnos.

Si necesitas una ayuda porque te piden una Unidad Didáctica en el trabajo final de grado (TFG) o en el trabajo  final de máster (TFM) llámanos ya.

Artículos Relacionados