Introducción

Justificación de un proyecto bien hecho

justificación de un proyecto

Uno de los apartados del trabajo final de grado (TFG),  final de máster (TFM) y tesis doctoral (TD) es la justificación de un proyecto.

Antes de comenzar a describir lo que debemos hacer para redactar una justificación de TFG, TFM y TD, veamos qué es eso de justificar.

Etimológicamente  justificar es “demostrar que algo es aceptable o adecuado”. Mientras que para la Real Academia Española (RAE ) hay varios significados para este término.

Por una parte, la justificación es “probar algo con razones convincentes, testigos o documentos”.  Eso es lo que debemos desarrollar cuando justificamos nuestra investigación.

Debemos resaltar las respuestas de las preguntas generadoras de nuestra idea inicial. Por eso debe estar en la introducción del trabajo.

Esas interrogantes generales son ¿por qué se realiza el estudio.? ¿A quién está dirigido el hallazgo? ¿Cuáles son los principales motivos que nos llevaron a realizarlo? ¿cuáles son los aportes que esperamos que resulten?

De esta forma podemos presentar los porqués realizamos la investigación. Así el lector podrá ver nuestra orientación y los motivos que nos llevaron a tomar esta dirección.

 

CONSIDERACIONES PARA REDACTAR UNA JUSTIFICACIÓN

Cuando estamos decididos a redactar la justificación, debemos considerar dos perspectivas. Aunque la investigación que desarrollamos, sea un trabajo final de grado (TFG),  final de máster (TFM) y tesis doctoral (TD), debemos hacer una justificación académica.

Eso es que no podemos justificar una investigación en el mundo académico con una postura personal. Es decir, no es conveniente decir cosas como “me gusta el tema y quiero investigarlo”.

“Tuve ganas de hacer algo con este tema de investigación”. “Me recomendaron investigar esto”. Todas esas expresiones son obvias que se nos ocurran, pero ello no constituye una justificación formal de la investigación.

Lo cierto, es que las respuestas a lo anterior son de gran importancia, porque nos han impulsado en primera instancia hacia la investigación.

Lo adecuado es que hagamos investigación sobre temas que nos gusten y sean de nuestro interés y además que tengamos una guía o asesoría.

 

justificación de un proyecto

 

CONSIDERACIONES PARA REDACTAR EN LA JUSTIFICACIÓN DE UN PROYECTO

Para desarrollar la justificación de un proyecto de investigación, tenemos que centrarnos en la importancia del tema y la forma de abordaje metodológico. También hay que destacar los aportes en lo personal, colectivo e institucional a nivel de conocimiento del tema, enfoque teórico, metodológico y práctico. De ello, brindar un enfoque hacia las soluciones o mostrar elementos ocultos que emergen con nuestra investigación es lo que justifica nuestro estudio.

En cada proyecto de investigación se plantean objetivos generales y específicos que deben estar conectados con todos los apartados del TFG, TFM y TD. Entre ellos la justificación que debe ser construida en la medida en que se lleve a cabo el proyecto.

Lo que puede ocurrir es que tengamos alguna justificación cuando empezamos con la investigación formalmente, es decir con acompañamiento del tutor. Pero en la medida en que desarrollamos el estudio, nos enfrentamos a nuevas situaciones que crean escenarios distintos que alimentan la justificación del estudio.

La profundidad y entusiasmo que le otorguemos a lo que estamos haciendo, repercutirá en decirle a otros y a nosotros mismos que esto es importante. El porqué es importante y que aportes puede brindar al conocimiento.

Ello le otorga un valor, científico, tecnológico, social, educacional, económico, metodológico y de otras áreas que se vinculan al diseño de investigación que tenemos.

Para concretar lo anterior, la justificación de un proyecto debe ser elaborada con redacción coherente, sin destacar el uso de viñetas para numerarlas o separarlas.

Necesitaremos que lean y hagan las observaciones a las que haya lugar y podemos buscar ayuda universitaria en expertos y profesionales en metodología.

Artículos Relacionados