Trucos y consejos

Programación TV: ¿es posible aprender?

programación TV

La presencia de las pantallas en nuestra vida cotidiana ya no puede cuestionarse. Hoy más que nunca, con la presente pandemia, se ha reafirmado su importancia en la sociedad. Es así que tanto la televisión y como los ordenadores se han vuelto instrumentos principales de entretenimiento.

Sin embargo, ¿es posible emplearlos de forma consiente y con un fin educativo? ¿Es posible, por ejemplo, adquirir nuevos conocimientos a través de la programación TV?

Según el Barómetro 2020 sobre la percepción social de la Televisión en Abierto, el cincuenta y tres por ciento de la población española considera que la televisión ayuda a educar. Es decir que este medio de comunicación sí contribuye a la formación de conocimiento. Pero, ¿de qué manera? A continuación, en el siguiente artículo, lo veremos.

 

¿Cómo influye en el espectador la programación TV?

Según Medrano Samaniego (2006), la televisión y su influencia en los espectadores podría dividirse en tres dimensiones. En primer lugar, desde el punto de vista de los contenidos, se observa la influencia de la televisión como modelo de aprendizaje.

Ella, en muchas ocasiones, guía el comportamiento de niños y adolescentes. Se convierte así en un referente a seguir. Sin embargo, dicha situación puede generar aspectos positivos o negativos, dependiendo del modelo que se tenga como ejemplo.

En segundo lugar, la programación tv vista como un medio de comunicación de masas, también ejerce su influencia. Su llegada a un gran número de espectadores, al mismo tiempo, facilita la circulación de la información y la posibilidad de constatar su verdad. Así, mediante el consumo de los noticieros, por ejemplo, es posible que las personas se mantengan actualizadas sobre lo que ocurre al otro lado del mundo. Además, facilita a diversos sectores de la sociedad el acceso a un conocimiento que, en ocasiones, se halla vedado.

De hecho, Medrano Samaniego (2006) menciona como programas masivos de educación en los Estados Unidos de los sesenta a Sesame Street y Mr. Rogers ‘Neighborhood.

En tercer lugar, la televisión analizada desde el lenguaje puede contribuir al proceso de enseñanza cumpliendo el rol de mediadora. Es decir, no persigue exactamente el objetivo de educar sobre la lengua, pero sus consumidores la adquieren por exposición continua a ella.

 

El papel de programación en TV educativa




La televisión educativa es un tipo de programación utilizada por las instituciones como herramienta en el proceso educativo. Es importante tener en cuenta que en ella no se busca lograr altos números de rating, sino lograr una actitud reflexiva en los espectadores. Sumado a ello, se dirige a públicos definidos. Los mismos se clasifican por niveles y contenidos académicas y van desde el preescolar hasta estudiantes de posgrado.

Los tipos de programas que suelen ser parte de la televisión educativa son los documentales, los reportajes, las entrevistas, las noticias y programas especializados en niños.

El objetivo de este tipo de televisión es promover el acceso al conocimiento para todos enriqueciendo la experiencia del estudiante. Además, se busca contribuir en el mejoramiento del aprendizaje, intentando de otorgarle a dicho proceso un matiz más divertido. Para ello, se utilizan diversas imágenes en movimiento combinadas con sonido.

La televisión educativa hace que el proceso de retención de la información sea más fácil y agradable. Sumado a ello, posibilita que se desarrollen otros tipos de habilidades, proporcionándole al alumno nuevas herramientas de aprendizaje.




 

Ejemplos de programación TV educativos




 

1. Cuentos de ancianos

Uno de los programas más interesantes de la televisión educativa en la actualidad. La tradición oral es una de las fuentes de información más ricas sobre el pasado. Para quienes quieran estar convencidos de esta idea y su importancia o simplemente quieran fortalecerla, estos doce episodios serán una excelente excusa.

La serie ha ganado varios premios y su éxito radica en su formato y contenido. Lo interesante es que se desarrolló utilizando una plataforma web colaborativa que permite replicar los proyectos escolares.

 

2. Kikiriki

Es un notizín que se ha transmitido durante dos temporadas. Cuenta con personajes divertidos que se ocupan de temas serios como conflictos armados o diversidad sexual. Además de un formato atractivo para niños y jóvenes, esta serie es un recurso para introducir temas de discusión y diálogo en el aula. Parte de la clave pedagógica de esta serie es el uso de las ocho secciones que componen el boletín.

 

programación en TV

 

3. Mostrar a Perico

Este programa funciona como un talk show, cuyos protagonistas son Perico, el huevo que no rompió la cáscara, y Amanda, la tapir. Cada programa presenta a un invitado que habla sobre un tema que puede estar relacionado con el medio ambiente, la pedagogía u otros sentidos. La solución al problema se logra a través del programa y en colaboración con periodistas, otros animales y el público. La fortaleza de la serie radica en que ofrece temas que un docente puede aprovechar y discutir con sus alumnos.

 

4. Migropolis

La serie trata sobre distintos niños que tuvieron que irse a vivir a otros países. Se trata de un programa que habla de las diferentes partes del mundo, de las diferencias entre los pueblos y de los sueños de los pequeños viajeros. Como viajes por castilla la mancha.

 




5. Super O Histórico

Es la continuación de la serie de los errores idiomáticos cometidos por el profesor Super O. Esta vez él, junto con Sevichytsa y varios niños, intentan dar respuestas a a diversas cuestiones históricas.

Back to list

Artículos Relacionados