Trucos y consejos

Aprobar sin estudiar con AyudaUniversitaria

aprobar sin estudiar

Es posible que te encuentres en la situación de tener que presentar un examen al día siguiente y no has podido centrarte en los contenidos. Aunque tengas los apuntes o libros vas a necesitar aprobar sin estudiar.

Realmente esto no es posible, pero sí que podemos llegar bastante cercar de lograrlo. Lo decimos porque una persona para aprobar un examen debe tener conocimiento del tema que se trate o quedar dependiente del azar a su favor.

Es decir, que no podemos asumir que un estudiante puede aprobar un examen de una asignatura que nunca ha visto, ni asistido a las clases. A no ser que el azar le favorezca.

 

¿Cómo apruebo sin estudiar?

Lo primero que tenemos que decir es que hay que estudiar para consolidar un aprendizaje próximo a los contenidos que nos evaluarán. Incluso si nos referimos a algún trabajo escrito.

Esto lo podemos explicar con el trabajo final de grado (TFG),  final de máster (TFM) y tesis doctoral (TD). Si mandas a hacer el trabajo o lo compras, deberás estudiarlo para la presentación, no bastará con el powerpoint si no tienes conocimientos del mismo.

Al realizar este tipo de trabajos, la persona pasa por una experiencia nueva con aplicación de conocimientos de todos sus estudios en una investigación propia. Luego debemos considerar que esa experiencia genera conocimiento y el apoyo del tutor con sus orientaciones es lo que permite su depósito y defensa. Que al presentarlo oralmente debemos mostrar dominio de lo contenido en el trabajo.

Entonces tienes que ubicarte en que siempre hay tiempo para dedicarle un poco a los estudios. Si lo acompañamos con ciertas estrategias podemos superar las evaluaciones con mayor facilidad, incluso para el trabajo final de grado (TFG).

 

¿QUÉ ES APROBAR SIN ESTUDIAR?

Aprobar sin estudiar es una forma de asumir los estudios, centrado en estrategias que garanticen un aprendizaje basado más en la experiencia. Además de otras condiciones que pueden apoyarnos a interiorizar conocimientos más allá de la memorización o lecturas de todo el contenido que nos evaluarán.

Las estrategias propuestas a este respecto son muy numerosas, pero consideramos las más efectivas y fáciles de realizar para apoyarnos en nuestros propios conocimientos.

Aprobar sin estudiar es una forma de adquirir conocimientos empleando estrategias que hagan significativo nuestro aprendizaje. También están las estrategias que se centran en mecanismos de resumen, identificación de opciones y potenciar nuestra atención.

 

aprobar sin estudiar

 

ESTRATEGIAS PARA APROBAR SIN ESTUDIAR

Lo primero que debemos considerar es el tipo de examen o evaluación que presentaremos. No es igual un examen de reflexión donde tengamos que redactar, que un examen de alternativas con una respuesta correcta o uno de evaluación oral.

En los tres casos hay estrategias de aprendizaje similares, pero efectivamente la evaluación al ser distinta en su naturaleza, requiere de otros elementos.

Lo primero que debemos destacar es que el azar no es un buen compañero para aprobar exámenes. El adivinar la respuesta o seleccionar la que consideremos más conveniente, puede llevarnos al fracaso de forma inmediata. Es más, lo más probable es que suspenderemos si no lo trabajamos con estrategias.

Por otra parte, la asistencia a clases es fundamental. En ella debemos potenciar nuestro nivel de atención a lo que presenta el docente. Hay que prestar atención en clases, en muchos casos los profesores darán pistas de lo más importante que debemos estudiar.

Puede ocurrir que el profesor haga énfasis en preguntas o alguna parte del temario de mayor importancia o clave para el aprendizaje de la asignatura.

 

Prestar atención

Al estar atento a la explicación del docente, podremos resolver cualquier duda de forma inmediata o antes del día del examen o incluso durante el examen. Nuestra participación en las clases es fundamental, con ello destacamos ante el docente y las preguntas que le podamos hacer serán naturales y atendidas adecuadamente.

Debemos potenciar nuestro estilo de aprendizaje, que en muchos es más visual y auditivo que de lectura. Si ese es tu caso, tienes un recorrido importante para aprobar sin estudiar.

Pero si no eres de ese estilo de aprendizaje, es tiempo de comenzar a ponerlo en práctica y puedes reforzarlo viendo vídeos por internet.

 

NUESTRA RESPUESTA CORRECTA

Es más probable aprobar un examen si tomaba nota de la explicación del profesor o realizando un resumen de los contenidos. El estudio en grupos o equipos también facilita el aprendizaje.

Otra actuación que podemos hacer es prepararnos para el futuro, esto es practicar estrategias de lectura rápida, construcción de mapas mentales, realizar resúmenes.

Estrategias para redacción a partir de oraciones. Esto es que sacamos ideas en forma de oraciones del tema a evaluar y nosotros nos dedicamos a redactar un complemento de ese texto.

Luego debemos revisar, nunca te olvides de revisar lo que escribes en un examen, la coherencia de lo que escribimos.

Si el examen es de selección, la estrategia de descartar las opciones que evidentemente no son correctas, reduce la posibilidad de equivocarnos. Ese descarte también estará vinculado a la atención que prestas en clase y los apuntes que realizas de eso que observas.

El gran secreto para aprobar sin estudiar es prestarle mucha atención a la clase para captar aquellos puntos donde el profesor hace énfasis. También hacer lecturas en aquellos donde el profesor recomienda en repetidas ocasiones lecturas o revisión de material bibliográfico.

Ya sabes que en Ayuda Universitaria te podemos echar un cable asignándote un profesor de tu área para que te apoye en tus puntos débiles y te solucione consultas.

Artículos Relacionados