Metodología

Tesis deductiva: qué es y aspectos importantes

tesis deductiva

En investigación podemos partir de alguna tesis deductiva o inductiva. Para enterarnos de lo que sucede en cada una es necesario que hagamos una reflexión de los orígenes de cada metodología.

La tesis inductiva es representativa del método deductivo, que comienza con Aristóteles.

Se basa en la existencia y registro de evidencias ya teorizadas, para que, a partir de esa generalidad, podamos llegar a particularidades de forma sistemática.

Su estructura general comienza en un punto de partida basado en enunciados y postulados sustentados por teorías, empleando inferencias con procesos lógicos como recurso metodológico.

Esta estructura deductiva se ve en diferentes espacios del conocimiento, empleándola en la redacción de textos, en la comprobación de hipótesis y en muchas otras.

Cuando estamos realizando un experimento debemos emplear el método hipotético deductivo, que parte de una hipótesis redactada de forma afirmativa y sometida a escrutinio.

La aplicación de axiomas, principios, teoremas, teorías, test estandarizados y demás casos demostrativos, son base de la tesis deductiva.

Cuando partimos de la aplicación de instrumentos especiales o estandarizados, estamos desarrollando la tesis deductiva.

Nuestro trabajo final de grado (TFG),  final de máster (TFM) o tesis doctoral (TD) con estructura deductiva sobrepasa al texto argumentativo y la estructura inductiva.

Por tanto, esta última es el enfoque de la investigación que se desarrolla desde lo particular a lo general.

Preferentemente en los TFG, TFM y TD de enfoque cualitativo se trabaja siguiendo la estructura inductiva. Mientras que en la cuantitativa prevalece la estructura deductiva.

 

tesis deductiva

 

ESTRUCTURA DE LA TESIS DEDUCTIVA

En primer lugar, la estructura deductiva es muy estable, a diferencia de la inductiva. En ella hay que hacer un recorrido que corresponda con lo que estamos investigando y la forma como lo abordamos.

Por otro lado, el punto de partida es la descripción de lo que estamos investigando o el planteamiento del problema de forma descriptiva y explícita. Se presentan las hipótesis que se redactan a priori.

En el esquema más ajustado, primero se construye un cuerpo teórico sobre el que sustentamos lo investigado.

A partir de esa teoría redactamos las hipótesis de investigación y las hipótesis estadísticas en caso de requerirlas para contrastar datos. Podemos elaborar una tabla de dimensiones u operacionalización de variables para representar relaciones de causa y efecto.

Se presenta la metodología que se seguirá, el diseño de investigación y la muestra de estudio. Esto es fundamental para construir el esquema general del trabajo final de grado (TFG),  final de máster (TFM) y tesis doctoral (TD).

Los instrumentos deben estar construidos o seleccionados de acuerdo a nuestro marco teórico y a las variables que estamos contrastando. La estructura deductiva lleva al trabajo final de grado (TFG),  final de máster (TFM) a la demostración y la generalidad o aportes al conocimiento científico.

En conclusión, esta forma de investigación permite organizar la investigación de forma jerárquica y avanzar paso a paso de forma lineal. Ello requiere mucha disciplina, cumplimiento de plazos, seguir la estructura deductiva y el diseño de investigación y adaptar lo que hemos registrado en lo teórico.

Artículos Relacionados